jueves, 21 de agosto de 2008

JOSÉ TOMÁS, LA VERDAD. (Crónica de la feria de Málaga 20/08/2008)



Málaga 20 de Agosto 2008
Cartel de “No Hay Billetes”
Toros de El Pilar, justos de presentación. Nobles. Muy bravo el 4º y peligroso el 6º. El 5º fue devuelto a los corrales y sustituido por uno de El Torreón que se dejó.


PEPÍN LIRIA: 1 Oreja y Saludos
JOSE TOMÁS: 1 Oreja y 2 Orejas
DANIEL LUQUE:
Saludos y Silencio

José Tomás ha salido a hombros de La Malagueta tras cortar un total de tres orejas. Hoy ha habido emoción en la plaza, proporcionada por los toros y por los toreros que hoy salieron a darlo todo, aunque algunos con mayor fortuna y acierto que otros.

PEPÍN LIRIA
El murciano se despedía de la afición malagueña y desde luego que una buena retirada a tiempo es una victoria. Pepín ha dejado escapar hoy los mejores toros de lo que llevamos de feria y hasta posiblemente de los mejores de la temporada.
Su primero bravo y noble metió la cara muy bien y el murciano interpretó el “destoreo” bastante bien. Fuera de cacho totalmente y toreando por las afueras. Pero el ligazón, provocado más por el toro que por el torero produjo que lo que aconteciera en el ruedo tuviera trascendencia en los tendidos. Mató de manera certera y cortó una oreja barata y que supo a poco.
El toro bravo y con genio fue el cuarto. Un animal que en otras manos hubiese lucido con más brillantez. Pero Liria estuvo en todo momento atropellado y no supo nunca darle al toro la faena que necesitaba. Dejó escapar un triunfo por no saber, querer o poder hacer las cosas bien. Peor para él. Aunque los aficionados nos quedamos con ganas de ver este toro en otras manos porque se podría haber armado un lío gordo.

JOSÉ TOMÁS
El de Galapagar reaparecía en Málaga tras la cogida el pasado 10 de Agosto en El Puerto de Santa María. Hacía acto de presencia en una plaza talismán para el torero. Tomás ya apuntó que venía a por todas en el quite que le hizo al toro de Pepín Liria con el capote a la espalda. Luego, en su toro estuvo sencillamente en torero. Cuando lo que se hace en el ruedo es de verdad la cosa trasciende a los tendidos con facilidad. Estuvo en torero, muy suave y cruzado siempre y ello provocó unas tandas de naturales sencillamente magistrales. Manos bajas y dominando siempre al toro. Dándole el pecho y ciñiéndose con él. Para terminar unas manoletinas como acostumbra el de Galapagar. Pinchó antes de una estocada caída y se le concedió una oreja.
En el quinto de la tarde, el sobrero de El Torreón José Tomás estuvo más profesional. Supo darle la distancia que necesitaba el animal y pudo enjaretar muletazos con mucho gusto, aguantando incluso miradas y parones del toro. Ésta faena fue muy distinta a la primera y bajo mi punto de vista nunca llegó a romper como la otra, entre otras cosas por el toro, que nunca se entregó al cien por cien. Mató de estocada, algo atravesada y se le concedieron dos orejas. Un trofeo que luego fue el runrún al salir de la plaza ya que el público se dejó llevar más por la emoción y por las ganas de ver en hombros a José Tomás que por lo que fue la faena en sí. En esta ocasión el Presidente Rafael Porras fue muy generoso al concederla.
No obstante lo que hizo Tomás gustó, y mucho, porque nos llegó a recordar al José Tomás de sus mejores tiempos. No hubo enganchones, todo fue suave y templado y sobre todo con mucha verdad. Entendiendo a la perfección a sus oponentes y con la idea muy clara. Ser distinto a lo demás. Destacar.

DANIEL LUQUE
El sevillano entró en el cartel en sustitución de Julio Benítez que presentó parte facultativo. Sin duda, salió ganando el cartel porque Luque ya apuntó maneras serias en su comparecencia en La Malagueta el pasado lunes.
Lástima que se topara con el peor lote del encierro. Su primero parado totalmente y el que cerraba plaza un toro peligroso y al que había que poderle. En ocasiones le pudo la responsabilidad al joven chaval y le faltó poderle al toro. Tendría que haberse doblado más con el animal. No obstante, el joven Daniel Luque invita a seguir muy de cerca su trayectoria, porque tiene “algo” que nos dice que él si puede llegar. En mi memoria quedarán para siempre tres verónicas y una media que ha enjaretado hoy con muchísima clase.

En definitiva una tarde entretenida. Aunque hoy la gente venía a ver a José Tomás. El público le arropó en todo momento y eso se percibió. Aún así, lo de Tomás hoy en La Malagueta ha sido para guardarlo en un lugar privilegiado porque su faena al primer toro ha sido de muchos quilates. Lo que le falta a este torero para ser completo es, de momento, apuntarse también a Bilbao.

Otros datos:
Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio por la tragedia acontecida en el Aeropuerto de Barajas de Madrid.En la vuelta al ruedo de José Tomás tras cortar la primera oreja, la Banda de Música le premió con el Cumpleaños Feliz. Cumplía 33 años el de Galapagar.