lunes, 18 de agosto de 2008

Cervecita (2ª Parte) Ahora me regañan a mi.


¡¡Oigaa que llevo la cervecita, el aguita fresquita, la coca cola, la fanta, oiga!!

Hoy he llegado a casa mosqueado, muy mosqueado, porque lo que se ha visto en La Malagueta ha sido "pa" pegarse un tiro y no aparecer más en la vida por esta plaza de toros, para que una panda de empresarios irresponsables ganen dinero a mi costa.
Y después del festejo lo que me faltaba, "pa rematá la faena" era un email en mi buzón de correo del Sr. Gerente de La Malagueta Pedro Ruz. Ohh Dios mio!!
El tema en cuestión no podía ser otro que el de la famosa cervecita en el callejón. En ocasiones hasta pienso que la empresa ha encontrado en este asunto la excusa perfecta para desviar la atención de lo que acontece en el ruedo y de lo que estamos padeciendo los aficionados este año. Pero bueno, el caso es, que a mi post anterior me contesta el Sr. Gerente lo siguiente:


Buenas tardes José Daniel, soy Pedro Ruz de La Malagueta.
Acabo de leer su comentario sobre la famosa "cerveza" del Callejón.
Lo primero que tengo que decirle es que "no tengo poca verguenza", "no soy un retrasado" y por supuesto que no pienso sin conocerlo personalmente que usted ni nadie sea tonto.
Le emplazo cuando acabe la Feria, si usted quiere, a vernos y charlar un rato, y así, si lo cree conveniente, podrá faltar el respeto con conocimiento de causa
Saludos




Como podrán comprobar, el Sr. Gerente quiera dejar bien claro que no nos toma por tontos. Empieza bien. Me invita también a que cuando acabe la feria, nos veamos y charlemos un rato para luego poder faltar el respeto, según el, con conocimiento de causa. De antemano, les diré y asimismo se lo haré saber a él, que por supuesto que acepto su educada invitación. Pero mi pregunta es: ¿con quién nos vamos a citar? Yo exigo que sea con Fernando Puche y Francisco Rivera Ordóñez, responsables del desastre que se está viendo en La Malagueta durante esta feria. Si él accede a mis exigencias, que creo que son lógicas, aceptaré su invitación para preguntarle a estos dos individuos más de cuatro cosas. Entre ellas, que en qué puñetas piensan cuando confeccionan la feria de Málaga y si ellos creen que nuestra Ciudad merece esta porquería de ciclo taurino. Sr. Gerente, en este preciso instante dejo el tema en sus manos. De vos depende.



Respecto al email del Sr. Ruz, no se muy bien a que viene eso de que cuando me reúna con ellos, si lo creo conveniente, falte el respeto con conocimiento de causa. Perdone Usted, Sr. Gerente, pero ustedes son los primeros que estáis faltando el respeto a la afición malagueña, primero con la confección de los carteles y luego con el saldo ganadero que está pasando por La Malagueta. Ustedes han encontrado en Málaga la gallina de los huevos de oro y les duele mucho que hayamos cuatro aficionados que no nos callemos. Mire Usted, si no nos callamos, o si particularmente no me callo es porque el mundo del toro me duele y me hacéis daño cada vez que hacéis algo que va en contra de los intereses taurinos de Málaga. Igual que me manda un email sobre el tema de la cervecita porque no me mandas otro explicándome los motivos de la porquería de ganado que habéis traído. Ustedes son los que faltan el respeto constantemente, cobrando entradas, caras por cierto, y engañando al público. Así que no me venga ahora usted con que si la cerveza era con o sin alcohol. Entre otras cosas porque lo de la cerveza me importa tres pueblos siempre y cuando lo que salga por toriles sea acorde para Málaga. Ustedes tienen la culpa de que nos fijemos en detalles como el de la cerveza, porque se están cargando el espéctaculo taurino en la capital de la Costa del Sol, y es tal el aburrimiento, que nos entretenemos hasta con una mosca o hasta con la maldita cerveza del Sr. Ignacio Mateo.



Le agradezco su email Sr. Ruz, aunque particularmente piense, y vuelvo a repetir, que esto es una estrategia para desviar la atención de lo verdaderamente importante. Usted decía en el email que mandó a mi amigo Agustín Hervás que "antes de que escribiera algo que perjudicara la imagen de la empresa, lo confirmara", y sin embargo no os estáis dando cuenta que los que estáis perjudicando la imagen de la empresas sois ustedes mismos con el espéctaculo lamentable que ofrecéis tarde tras tarde en La Malagueta.

Lo dicho amigo Ruz, espero respuestas suyas respecto a esa cita que tenemos pendiente una vez concluida la feria. Estaría encantado de hacerle llegar mi malestar y el de muchos, a la empresa. Ya sabe Usted cuáles son mis condiciones, ¿Hay trato?