domingo, 26 de agosto de 2007

La Reina Doña Sofía dice NO a los Toros



La relación de la Casa Real Española con la fiesta de los toros ha sido siempre una incógnita. En algunas ocasiones se dejan ver en ciertos eventos taurinos pero llevados por actos protocolarios. Asunto que nunca tengo en cuenta porque se que han sido llevados hasta la plaza casi "obligados". Sin embargo, dentro de la Familia Real Española siempre he visto a miembros más comprometidos con la Fiesta que otros. El artículo de Jaime Peñafiel hoy en El Mundo, viene a despejar todas mis dudas.

Los rostros de la Familia Real que más vemos en los toros son el de El Rey Don Juan Carlos, La Infanta Elena acompañado, en ocasiones, de su esposo Jaime de Marichalar y en alguna que otra ocasión al Príncipe Felipe.



Dice Peñafiel que la Reina Doña Sofía solo asiste en contadas ocasiones y cuando se trata de actos protocolarios. El propio Don Juan Carlos define a la Reina, en el libro "El Rey" de José Luis de Vilallonga, como "una mujer culta y sensible pero también una ecologista convencida". Es por este motivo por el que Doña Sofía no pone los pies en una plaza de toros, a no ser por los motivos antes mencionados. Pero lo mejor, o en este caso lo peor de todo es que Doña Sofía intenta convencer a todos los miembros de la familia para que sigan su ejemplo y tampoco vayan. Es por este motivo por el que el Principe Felipe asiste también en contadas ocasiones, parece ser que para no disgustar a su madre.



Es triste que la Reina se encargue de eclipsar la afición a los toros que nos consta que tiene La Infanta Elena y el Rey Don Juan Carlos, que tomaron buen ejemplo de Doña María de las Mercedes, Condesa de Barcelona que siempre que tenía ocasión se dejaba ver por diferentes plazas de la geografía española.


Lo más negativo de este asunto es que, una vez más, y en esta ocasión a cargo de la Reina de España, no se están respetando los gustos y aficiones de la ciudadanía. Como decía "Le Figaro" y nos recuerda ahora Jaime Peñafiel: "cuando uno no comparte una pasión, basta con abstenerse. Pero no se disguste porque otros la tengan". A ver si toma nota la Reina Doña Sofía y a partir de ahora podemos ver mas frecuentemente a rostros de la Familia Real Española en festejos taurinos. En estos tiempos que corren, en los que la Fiesta está siendo atacada desde diferentes frentes, sería justo y necesario contar con el apoyo pleno de la Familia Real. Pero parece que Doña Sofía no está por la labor de enseñar a sus nietos la cultura y las tradiciones del país que reinan.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Desengáñate amigo José Daniel, te recuerdo que el primer Borbón, Felipe V, no era partidario y por ello los nobles abandonan el toreo a caballo y ello hace florecer el de a pie. Tampoco fue partidario el único Borbón decente que hemos tenido, Carlos III. Pero ni con Franco ni ahora en ¿democracia?, la fiesta ha tenido apoyo real por parte de los políticos. Siempre la han utilizado en su beneficio.

Es lógico que cualquier persona intente convencer a sus seres queridos de sus ídeas, como al parecer hace la reina con el resto de su familia. El problema es ¿sabemos los aficionados explicar y convencer de los valores de la fiesta a los que nos rodean?

Esta fiesta postmoderna que nos quieren imponer taurinos y políticos, cargada de fraude y sobre todo con una falta total de respeto al toro bravo ¿Es defendible?

Saludos
P. Pastor

Anónimo dijo...

El buen aficionado sí. Yo soy una chica de 20 años y muy aficionada. Mis amigos,mientras,se dedican a hacer botellón y a criticarme duramente por ir a los toros. Incluso algunos partcicipan acivamente en manifestaciones antitaurinas. No se imaginan lo que es. Sin embargo, cada vez que alguno de mis amigos accede a asistir conmigo a una corrida de toros y le explico realmente de que va la cosa termina haciéndose aficionado o al menos espectador y deja de oponerse. Ya no voy sola a las plazas de toros, incluso he aficionado a mi padre y a mi hermano de 15 años. Nunca imponiéndome, simplemente intentando hacerles ver que no es como ellos piensan...

Anónimo dijo...

Te felicíto...esa es la forma!!! tendría que haber muchas más como tú!!!!!!

Anónimo dijo...

Es reconfortante encontrar aficionados jóvenes como esta chica de 20 años. Pero no es lo frecuente y menos a esa edad, pues como dice ella es objeto de críticas muy duras, seguramente por ignorancia. Muy bien por ella. Mucho ánimo y espero que pueda reunirse de un buen grupo de aficionados de su edad, ya que la Fiesta necesita de recambio en los tendidos.

P. Pastor

Autor: José Daniel Rojo dijo...

Yo me identifico mucho con esta chica. A mis 21 años, he pasado por muchas situaciones similares a las que ella cuenta. El tiempo al final me ha dado la razon y he conseguido aficionar a muchos amigos de instituto. No sabían lo que era la fiesta hasta que un dia les invité a ir y explicándole el por qué de las cosas que sucedían en el festejo empezaron a ver la tauromaquia con otros ojos.

Enhorabuena!!
José Daniel Rojo

Anónimo dijo...

Muchísimas gracias por vuestro apoyo. Significa mucho para mí, de verdad, ¡¡¡gracias!!!

Gracias,también,por el especial de Manolete. Mis felicitaciones por el reportaje y por el blog en general, que desde que lo descubrí no lo he dejado de visitar.

Por cierto, José Daniel, ¿21? ¿Quién lo diría? ¡Eres estupendo!

Saludos
Sheila

Anónimo dijo...

Enhorabuena Sheila: jovenes como tu hacen mucha falta en la Fiesta y te animo a que sigas conquistando amigos y conocidos para que en el futuro sean tambien aficionados.
Saludos Verdiales

Anónimo dijo...

A José Daniel:
Como habrás leido en mis escritos, soy duro y no me reprimo en "dar leña al mono" cuando creo que alguien se lo merece.Voy directo y al grano... Ya que este mundo taurino está bastante podrido y si los "paganos" no nos defendemos, nadie lo va a hacer por nosotros.

Igualmente soy algo remiso en dar alabanzas y bastante exigente para aplaudir en una plaza de toros.
Aunque contigo hago una excepción porque alucino con tus comentarios y conocimientos taurinos. Es raro encontrar una persona tan joven con tanta sabiduría, tan ecuanime, tan maduro y tan íntegro.
Así que orejas, rabo, puerta grande de plaza de PRIMERA y que sigas triunfando muchos años para deleite de los pocos aficionados que quedamos.

Malagueto

José Daniel Rojo dijo...

Amigo Malagueto, muchisimas gracias por tus palabras. Has conseguido sacarme los colores, y mira que es dificil ehm??

Desde el primer dia que abrí esta rincon de opinión tenía claro que lo que debía de reflejar en ella, era lo que sintiera mi corazón. Sabía que el no me iba a defraudar e iba a estar a la altura que todos los aficionados que visitais este blog merecéis.

Es un placer y un orgullo ver multitud de comentarios en esta pagina. Aficionados que han puesto ya en su "Favoritos" este blog. Personas que se sienten identificadas con lo que reflejo en cada palabra que escribo. Siempre he tenido claro que la verdad solo tiene un camino y que con ella se llega a todas partes.

Tus palabras las acojo muy felizmente y con tu permiso me las llevo al corazón, donde te puedo asegurar que las guardaré siempre.

Para ti Malagueto, y para todos los aficionados taurinos que visitais este rincontaurino, mi mas sincero agradecimiento.

Un abrazo.

José Daniel Rojo dijo...

Por cierto amigo Malagueto, cuando tengas que darme leña y reñirme, hazlo.
Me encanta que corrijan la multitud de errores que cometo a lo largo del dia.

Anónimo dijo...

Se que este artículo es bastante antiguo pero igual comento. Me quedo impresionada y agradecida a la vez de tal posición por parte de la Reina, porque a pesar de todo es un indicativo de que el mundo está cambiando y aunque no lo parezca evolucionando. Lamento enormemente que aquí haya gente que comente de forma tan educada y hable de respeto a una afición y a la cultura cuando lo primero que se irrespeta es la vida. Vosotros habláis de ignorancia hacia la gente que no conoce el fondo de la tauromaquia, seguro que la hay desde un punto de vista, pero lo que jamás podréis aceptar, justamente por vuestra gran ignorancia, es que sois aún más ignorantes y dignos de lástima al no entender que lo más importante y gratificante en la vida es aprender a respetar la vida de otros y llegar a entender la realidad por encima de la exaltación del ego y la banalidad humana, pero lo cierto es que esto aún esto está muy lejos para muchos, para la mayoría. Mientras tanto doy gracias a personajes como la Reina que se niegan a participar en actos semejantes, aún cuando lamento su debilidad de no imponerse al 100% ya que sería un punto clave para la lucha en contra del maltrato. Creo que la cultura y las tradiciones pueden mantenerse siempre y cuando se elimine el dolor y el maltrato, eso sería el acto humano más noble, digno de respeto y un paso largo hacia la evolución. Para poder entender la posición y el dolor de otro ser hay que tener la capacidad de ponerse aunque sea un segundo en la posición del otro y preguntarnos si nos gustaría estar allí??