martes, 31 de julio de 2007

La opinión de Juan Manuel Ortega (I)


Les presento a un nuevo colaborador que se une a esta pequeña gran familia: Juan Manuel Ortega, gran aficionado afincado en Santander y que muy frecuentemente va a reflejar en esta ventana taurina sus opiniones acerca de la Fiesta Nacional.

Para ir abriendo plaza nos ofrece un resumen de la recientemente concluida Feria de Santander.

Amigo Juan Manuel, gracias por tu colaboración y mucha suerte!!!


Desde Santander...

La polémica eterna de los toros se ha levantado este año en la feria. La primera tormenta vino desde las sustituciones, obviamente y como está el escalafón si al que debemos sustituir es El Cid (Lo de Ferrera por El Fandi es lógico) tenemos la división de opiniones asegurada. La elección de Jesulín dejo un poso extraño en los aficionados, personalmente creo que el consejo debería haber apostado por matadores que habían dejado un buen poso en Santander en otras ediciones (Salvador Vega, Miguel Abellán, …) o algún nuevo valor pero lo que es seguro es que debía haber tomado una decisión más audaz.

La segunda tormenta vino con el ganado. La decisión de sustituir la corrida de Zalduendo al completo por una de Montalvo levantó polvareda más por la ganadería sustituta, ya que muchos de los que vieron los toros de Zalduendo en los corrales reconocían que había varios no aptos.
Un punto importante ha sido la horrible corrida de Victorino Martín que padecimos. He podido disfrutar varias veces de corridas de Victorino y he de decir que hace mucho que no he visto unos toros más descatados, mansos y alejados del estereotipo de esta ganadería.

No obstante la feria ha sido extensa en pasajes de buena calidad taurina El Juli nos regaló una tarde notable en la que dejó claro su buen momento de forma. Hermoso de Mendoza triunfó pero su salda por la puerta grande pero su salida a hombros fue relativizada por los aficionados al ser el único rejoneador en el cartel.
Mención especial merecen dos maestros, El Fundi por su muestra de oficio y torería con un complicado encierro de Cebada Gago y Jose Mari Manzanares que realizó la faena de la feria pero que el acero le cerró un triunfo espectacular. Me atrevería a asegurar que Manzanares no va a realizar una faena tan templada, torera y con tanto sentimiento en toda la temporada.

En definitiva la feria ha sido interesante y hay que darle una nota elevada pero habrá que apaciguar algunas de las “tormentas” de este año para continuar incrementando el prestigio de nuestra feria